Poemas de Amor, desamor, tristes, alegres, creativos, delirios...y Poemas de Gatos.

El gato escondido


Un gato escondido, un librero, estambre por los suelos,
Sin sonrisas, sin ronroneos, dos estrellas… no, un lucero.

Ahí mi habitación y mi ventana, mi cortina y yo… que observo.

El gato es negro, ni se asoma, pero es negro,
El librero va sin libros, solo el mueble… y lo quiero,
El estambre rueda, pero no hay felino… no sé que espero
Quizás monerías, dengues, melindres o remilgos… cuchicheos
Confundir estrellas, astros, planetas, lunas o resplandores en el cielo.

La noche viene a verme y el gato sigue recóndito… y yo… yo lo quiero.

Se me ha dispersado el hambre, se me ha escapado el sueño,
Solamente me queda la esperanza de soñar
Y ser humano, medio hombre o un pequeño
Que espera asome el gato sobre la barda o en alféizar.

Es mi corazón que tiene dueño
Un gatito negro,
Mínino escondido,
Timorato.
Un gato conmigo… y la soledad.

4 comentarios:

Sneyder dijo...

Se siente cercano, te habla en la noche, te cubre de mimos. Pero el gato es libre, felino que atrapa a un corazón que espera en las madrugadas poder abrazarlo… y eres su dueño…y el quiere en la noche sentirte, mínimo que busca caricias y en la lejanía siempre está contigo.

Muy gatuno el poema, pero con un hondo sentir.

Sneyder

El gato escondido dijo...

Gracias Sneyder, fijate que los gatos siempre estan, aún lejanos, nunca dejan de estar, ni siquiera los que se van para no regresar dejan de estar, su presencia se torna figura allá por donde sus huellas pasaron. Gracias por leer y comentar.

RUSKA dijo...

Es cosa mia o los gatos negros son especiales? Tengo siete.. tres de ellos negros, tres miradas que te abrasan el alma cuando te miran, cuando acuden a buscarte y sus ojos bien abiertos son una interrogante viva.. Yo los miro, ellos a mi. Abren la boca, supongo que no llego a escuchar su maullido por mi sordera, pero para mi sorpresa se exactamente lo que quieren, y... lo consiguen.
Me gustó mucho tu poema. Gracias por compartirlo. Ruska

Sneyder dijo...

Hola Sonia saludos.

Un cálido abrazo